El Gobierno ha anunciado un lapso de 90 días, “un tiempo crucial”, según el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, para que el Estado asuma el diferencial de las nóminas de la pequeña y mediana industria tras el aumento del salario mínimo de un 3.464%, frenar precios, entregar subsidios a través del Carnet de la Patria e implementar el ajuste de la gasolina a costos internacionales.

Hoy, que se cumplen 16 días del anuncio del programa de recuperación económica , el discurso oficial mantiene la promesa de la estabilidad económica y  ha pedido a la  militancia “cuidar y defender los precios acordados”.

“Estos 90 días son de una gran prueba, de lo que ocurra en estos tres meses dependerá cómo amanezca Venezuela el 1 de enero. Depende de nosotros, no podemos solo dejárselo al equipo económico”, sostuvo Cabello.

Pero son otros los escenarios que expertos en la materia financiera  vislumbran para este último cuatrimestre del año. Hablan de  profundización de la crisis,  más dependencia al Estado, escasez, cierre de comercios o negocios con menos personal y hasta incumplimientos en el pago de la deuda externa.

Para Asdrúbal Oliveros,  director de Ecoanalítica, la situación del país va a agravarse aún “cuando el discurso gubernamental esté diciendo que van a corregirse los problemas”. “Vamos a  un escenario de mayor hiperinflación, a un estadio mucho más crítico, lo que lleva al punto de quiebre, escasez y desabastecimiento, producto de todo este proceso de fiscalizaciones, de profundización de las estructuras de controles”. “Venezuela en los próximos meses se enfrenta a ese dilema, la gente tiene que actuar con rapidez, tener flexibilidad, ser fervoroso en pensar fuera de la caja, es un momento para de fortaleza espiritual”, recomendó Oliveros.

En lo mismo coincide el también economista, y exministro de Industrias, Víctor Álvarez, quien advierte que los productos escasos “se volverán los más caros”. “Se impuso un control de precios, subieron todos los costos de producción y seguro están muy por encima de los precios de los productos, eso genera perdidas, nadie produce para perder, eso va a agravar la escasez”.

“¿El Gobierno de dónde va a sacar la plata para pagar sueldos a más de 3 millones de empleados públicos y estos  bonos para las familias? Seguro que de emisiones de Petro y bolívares soberanos, más gasolina al fuego, no está atacando los mecanismos generadores, no hay incentivo agrícola, ni un plan para la producción de Pdvsa”, apuntó.

Desde la AN, el presidente de la comisión de Finanzas, Rafael Guzmán, señaló que Venezuela está importando el 80% de lo que se consume, por lo que insistió que el panorama no es un tema de tres meses, “el crecimiento que se pretenda establecer necesita la confianza”. En el terreno político, el analista  Jesús Castillo considera que ante la falta de reacción por parte de la sociedad y de la oposición, avizora un escenario electoral antes de las municipales. “Se puede lanzar el anteproyecto de la reforma constitucional antes del 9-D y con el CNE activo, el Gobierno podrá hacer un referéndum aprobatorio de la nueva Constitución”.