Conozca algunos consejos sobre cómo proporcionar confort al animal para facilitar la transformación de pasto y suplementos de manera eficiente, para producir carne y leche con mejores rendimientos económicos.

Fernando Bargo, PhD en Ciencia Animal de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos, resaltó la importancia de invertir en bienestar animal para obtener un retorno económico.

“En primer lugar, hay que tener claro que las vacas necesitan entre 12 y 14 horas de descanso por día. ¿Cómo hacemos o qué prácticas empleamos para que ese animal pueda estar echada y rumiar durante ese tiempo?”, manifestó el experto.

Como explicó Bargo, en la gran mayoría de hatos las reses suelen pasar mucho tiempo en diversas actividades, desde caminar largas distancias entre un portero y otro, esperar a ser ordeñadas en las salas, o incluso recibir mucho alimento.

En esta medida, los animales no descansan lo suficiente, y de las 24 horas del día, solamente han tenido reposo 6 o 7 horas, por lo cual, según el especialista argentino, la producción de leche se reduce ostensiblemente.

“Tenemos trabajos donde vemos que, cuando aseguramos condiciones de descanso cercanas a las 12, 14 horas, para los mismos consumos totales de materia seca, es decir, para el mismo gasto en alimentación, aparecen retornos de producción de leche entre 5 y 7 litros más de leche. Cada hora extra de descanso al día equivale a 1,7 litros más”, apuntó.

Para lograr este mejor reposo, Bargo recomendó establecer pastoreos no superiores a las 3 horas, pues la vaca entiende que el tiempo de comer es menor y por eso aumentará la cantidad de comida que consume en cada bocado.

A esto sumó acortar el horario del ordeño, que debe estar entre 2 y 3 horas al día. De acuerdo con el experto, una de las falencias más comunes es tener a las reses esperando mucho tiempo para ser ordeñadas.

“La tercera recomendación es que las vacas tengan un lugar confortable donde se echen, porque se sabe que cuando la vaca se acuesta, está rumiando, y convierte la comida (que ya pagamos) en más leche. Entonces: pastoreos más eficientes en el tiempo, horarios de ordeño más cortos y un lugar de descanso adecuado”, afirmó.