Fedecámaras aseguró que empresas cerraron en abril por las fallas eléctricas que se acrecentaron ese mes en el estado Zulia y reportaron la disminución de la capacidad operativa del sector empresarial en 37 por ciento.

“Las fallas en el servicio eléctrico, aunado al efecto que esto tiene en las telecomunicaciones (específicamente en la disponibilidad de los sistemas de pagos a través del sistema bancario), y la indisponibilidad de efectivo y transporte público, ocasionaron que las empresas zulianas se vieran impactada en su productividad con una disminución de 57 por ciento a nivel general”, indica el grupo empresarial en su informe mensual.

Fedecámaras Zulia, dice el documento, continua hasta la fecha en la búsqueda de un encuentro con la Gobernación del estado, para apoyar la solución en el sector eléctrico, que contribuya a trabajar en equipo por el bienestar zuliano.

La afluencia de visitantes en los centros comerciales bajó en 50 por ciento con su correspondiente impacto en ventas, consecuencia de los problemas ocasionados por las fallas eléctricas y la indisponibilidad de transporte. Precisan la caída de 30 por ciento en las ventas de las salas de cine, principal atracción en estos establecimientos.

Sobre el transporte público, aseguran que la indisponibilidad de unidades ya impacta en 20 por ciento la productividad en el sector industrial y comercial. “Los trabajadores, a pesar de sus altos esfuerzos, no logran llegar en los tiempos previstos a sus lugares de trabajo, lo que ha llevado a los empresarios a la búsqueda de soluciones alternas, como la de contratar servicios de transporte para el personal, con el consecuente impacto que esto genera en sus costos operativos”.

Otro problema que afecta a las empresas es la fuga de personal. “En los actuales momentos, no solo está saliendo personal profesional de las empresas, sino que la fuga llega a los niveles técnicos, operativos y artesanales. Esta condición afecta a 92 por ciento de las empresas venezolanas, públicas o privadas”.