El presidente de Fedecámaras en el estado Zulia, Franco Cafoncelli, señaló que debido a la situación del servicio eléctrico en la entidad los ciudadanos y empresarios no pueden trabajar lo que conlleva a la paralización del aparato productivo.

Destacó que tuvieron la semana pasada una reunión con el Alcalde de Maracaibo donde se abordó la solución de los problemas económicos, “quedamos en hacer unas mesas técnicas de trabajo, pero hasta ahora no tenemos respuestas”.

Advirtió, en relación al control de precios que “atacar al empresario en Venezuela no solo hace que se acabe con su producción, inventario y negocio, sino que elimina fuentes de empleos, productos y servicios que benefician a la comunidad en general”.

Afirmó que algunas empresas no van a poder asumir el incremento salarial y tendrán que cerrar.

”Hubo un aumento de 6000%, pero que hace pensar de que esto sea diferente si no se toma ninguna medida para reactivar la economía, el ciudadano lo que quiere es que el sueldo le alcance”, advirtió.

“El zuliano quiere aportar para el país, pero estamos viviendo momentos muy complicados, queremos que se tomen las medidas correctas para salir de esta situación”, agregó.