El presidente de la organización, Carlos Odoardo Albornoz, aseguró que el problema es que el salario de los venezolanos no alcanza para pagar el kilo del producto

Carlos Odoardo Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), aseguró que el precio del kilo de carne en Venezuela es el más barato del mundo; sin embargo, el sueldo no alcanza para pagarlo.

Albornoz calificó la situación en la que viven los venezolanos como una calamidad y dijo que la economía del país podrá recuperarse gracias al trabajo en el campo y a la unión de los trabajadores.

“El campo es la solución para la situación que atraviesa el país”, dijo el presidente durante una entrevista en Globovisión.