37758-1132x670

La cuestión agraria se centra en la política y la economía. Las primeras leyes romanas de naturaleza agraria fueron producto de movimientos sociales y políticos con marcadas tendencias ideológicas. Los campesinos plebeyos lograron que los hermanos Draco (patricios) afianzaran sus luchas para conseguir el acceso a la tierra.

En nuestra América, el agrarismo toma su expresión primigenia en México, las luchas populares (Pancho Villa, Emiliano Zapata, Carranza y Obregón) constituyeron la esencia de la revolución, la columna vertebral de la movilización popular armada. Máxima expresión de agrarismo mexicano: el Congreso Constituyente de Querétaro (1917), que elevó a nivel constitucional la ideología agrarista y estableció la propiedad absoluta de la nación sobre las tierras y aguas. Desde allí, el auge del agrarismo se expandió por América Latina hasta nuestros días; en la mayoría de los países tomó la forma administrativa de Reforma Agraria, influida por el capitalismo que doblegó el movimiento campesino con su oficialización dentro de los programas de gobierno respectivos, siguiendo el proyecto político de la hegemonía capitalista.

Dentro del estudio historiográfico de la cuestión agraria, resalta el recrudecimiento del planteamiento y su actualización por dos hechos sociales: el crecimiento poblacional mundial y la escasez de tierras cultivables para satisfacer el hambre. Determinado el concepto de agrarismo como ideología, es necesario sentir pesar por la ausencia física de uno de los líderes de nuestra América libertaria más preclaros de la era moderna: Fidel Castro Ruz, a quien la historia hoy absuelve sin reservas.

Fidel agrarista, es motivo obligatorio de estudio e investigación. Cuando la revolución cubana emprende en 1958 el camino hacia el socialismo, la idea de la reforma agraria se halla dentro de sus postulados, con el antagonismo férreo de la doctrina Kennedy. Cuba, dominada por el colonialismo agrario de una economía monocultivadora de la caña de azúcar, fue objeto de la lucha del comandante Castro, insertado a la agricultura y al campesino en el proceso de movilización revolucionaria armada.

Urge profundizar en el proceso agrario cubano como un modelo que rompe las ligas de una simple reforma agraria. Fidel, siempre Fidel.

Ultimas Noticias
SuNoticiero