Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, volvió a insistir en las dificultades fiscales que afronta el país. Esta vez lo hizo durante la instalación de 74 asamblea de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi).

A la par, el funcionario recalcó la misión del gobierno de trabajar en los ejes definidos por la administración de Iván Duque en legalidad, emprendimiento y equidad. Parafraseando a Carrasquilla, en el emprendimiento se quiere un estado que sea socio y que, frente a la equidad, logre los objetivos de provisión de recursos para la población más vulnerable del país desde “una lucha contra los subsidios mal asignados a población que no es verdaderamente la más pobre”.

Lea también: Reforma tributaria pegará duro en el bolsillo de la clase media

Su mano derecha en esta labor será la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez. Durante su intervención la funcionaria anunció que la mayor batalla del gobierno será para lograr desarrollo, igualdad, por lo que asumirá el apoyo para el desarrollo de políticas macroeconómicas y microsectoriales con un enfoque: la innovación.

“Hace un año lo que el país respiraba era incertidumbre, preocupación, temor”, lamentó Ramírez, al tiempo que resaltó que a pesar de los grandes desafíos y del hecho de que no será un trabajo fácil, “es una labor de todos; Colombia ha tenido dificultades parecidas o peores en el pasado, ahora más que nunca hay que sacar adelante al país”.

Finalmente, anunció que el presidente Iván Duque convocará una misión de sabios que se enfoque en la fórmula para lograr esa innovación y en darle instrumentos a cada subsector para tener esa ventaja comparativa, insertarse en el mercado mundial y aumentar su potencial de crecimiento, lo que, en consecuencia, mejorará el bienestar de los colombianos.

Carrasquilla dijo que durante la gestión del gobierno saliente la tasa de crecimiento bajó un estimado de 1,3 puntos porcentuales por año. “Si uno proyecta esa diferencia entre el 4,8 y el 3,5 llega a la conclusión de que los colombianos perdimos por ese ajuste más o menos entre unos $250 y unos $500 billones”.

Según Carrasquilla, de acuerdo con los estimados del Marco Fiscal de Mediano Plazo, la tasa de crecimiento de largo plazo en Colombia cayó de 4,8% en 2012 a 3,5% en 2018, esta caída implicaba en un horizonte de 10 años una pérdida capitalizada de entre $295 billones (descontando al 15%) y $540 billones (descontando al 5%), medida en pesos de 2017.

En la apertura de este congreso, Bruce Mac Master, presidente de la ANDI, se refirió a los desafíos que tiene el país en materia económica y las propuestas de choque para su reactivación, relacionadas con inversión en tecnología y educación, tal como hicieron países como Singapur o Costa Rica. Además, presentó el resultado del crecimiento del Índice de Velocidad de Desarrollo entre 1990 y 2018, que tiene en cuenta las cifras correspondientes al PIB, exportaciones e importaciones de varios países.