Las mesas de precios acordados entre el Gobierno y sectores de la producción, distribución y comercialización de los rubros que integran el Plan 50, continúan este lunes con la evaluación de la estructura de costos de la leche líquida.

A través de su cuenta de Twitter el ministro de Alimentación, Luis Medina informó que “Discutimos los costos de la leche líquida y así damos continuidad a las Mesas de Trabajo de Precios Acordados que iniciamos la semana pasada, construyendo soluciones para que el pueblo acceda con tranquilidad a los alimentos de la cesta básica”.

Asimismo, recordó que la finalidad de estos encuentros que iniciaron el pasado 27 de junio, se basa en debatir propuestas y llegar a un acuerdo final para fijar los precios justos de los principales rubros que demandan las población venezolana.

“Comprometidos con los intereses del pueblo venezolano y junto al sector empresarial patriota damos la batalla contra la inflación y especulación inducida por la guerra económica emprendida por el imperialismo contra el salario de los trabajadores”, publicó.

El ministro señaló que estas mesas son propicias para debatir acerca de las condiciones productivas del sector público y privado, para de manera consensuada lograr la estabilización de los precios. “Generamos las condiciones más favorables para la recuperación económica del país, con la inclusión de los sectores de la producción, distribución y comercialización nacional, para que las familias venezolanas puedan adquirir sus alimentos sin dificultad”, expresó.

Entre los productos que estarán priorizados en el Plan 50 se encuentran el café, azúcar, arroz, pasta, frijoles, carne, leche (líquida y en polvo), queso blanco, jamón, mayonesa, maíz (blanco y amarillo), pollo, pescado, harina de trigo, aceite, además de diversos rubros de higiene y aseo personal (como el jabón en panela o en polvo).

Hasta el momento se ha evaluado la estructura de costos y fijación de precios justos de rubros como arroz, azúcar, harina de trigo, huevo, pasta, aceite comestible de soya, carne de bovino y porcino, café molido y leguminosas, reseñó AVN.