“Lo primero que va a morir en el sector ganadero va a ser la leche”; así lo manifestó ayer Armando Chacín, presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), en una entrevista dada a un programa televisivo.

Destacó que, probablemente, la producción del rubro no durará ni “hasta el resto del año”.

Mencionó que “nosotros (Venezuela) necesitamos 10 millones de litros de leche al día y tenemos alrededor de cuatro millones de litros (diarios)”.

“Un litro de leche a mercados internacionales está costando alrededor de 40 centavos de dólar, y nosotros lo tenemos a ocho centavos de dólar. La realidad es que debe colocar a algo justo para que nosotros podamos avanzar”, expresó Chacín.

Subrayó que las tarifas de la estructura de costos de rubros como carne y leche son las “más económicas del continente (…) solo que el venezolano no tiene poder adquisitivo”.

El presidente de la federación ganadera consideró que el error del Gobierno nacional que ha causado nuevamente escasez de carne fue colocar en Gaceta Oficial un precio “sin haber sido acordado” con el sector cárnico. “Poner la carne Bs S 90 el kilo allí fue el error (…) Pusieron un precio en Gaceta que no fue acordado con el sector”.

Destacó que el otro error fue no asignar en Gaceta los precios a los cortes. “Creemos que se debe decir cuáles son los precios de los corte parrilleros, estamos esperando esa nueva providencia de la Gaceta”.

Consideró que es necesario manejar el monto en base a un dólar por kilogramo. “Un kilo de carne a nivel internacional debe estar alrededor en pie de 3 dólares nosotros, sin embargo, estamos pidiendo que se nos reconozca por lo menos un dólar para poder seguir sobreviviendo”.

Enfatizó que el sector “está trabajando a pérdida”.